Translate

EN MEMORIA DE ROMÁN CARRERA GIMÉNEZ DE LA PUEBLA DE CASTRO

EN MEMORIA DE ROMÁN CARRERA GIMÉNEZ  DE LA PUEBLA DE CASTRO
Autor del artículo: Antonio Martínez. Periodista.
Publicado en el "Libré de las Fiestas" de La Puebla de Castro del 2007.


         Todavía no han pasado muchos días desde la muerte de Román Carrera, sí, el de casa Román de Giral. Aquel hombre que nació en toda la plenitud de la Ribagorza y de su naturaleza; rodeado de montañas y recibiendo los resplandores de las nieves de la diosa Pyrene. En esos entornos precisamente, de pasos, de caminos y de cruces de civilizaciones, y también de religiones, en la lenta andadura de los tiempos, se ha configurado, como gota a gota, esa tierra con una profunda y peculiar esencia histórica.

     Todos estos elementos, adquiridos en las vivencias diarias y experimentadas en el ambiente de ese predio de la Ribagorza, también forjaron al sencillo pero sabio Román al que le dejó huella Gabriel y Galán; y no menos García Lorca. Y es que el contacto con la luz y la madre ribagorzana lo curtieron trasmitiéndole la magia del lugar.
     En la andadura de su vida, ya desde los tiempos de monaguillo, le ayudó y le hizo trasfusión de sapiencia con espíritu de Quijote un gran maestro. Sentados frente a frete, en las primeras horas de una mañana otoñal por más señas, lo recordaba; y aún oía sus palabras… lejanas en el tiempo, que se le metían en sus adentros con más profundidad como si resonaran entre las paredes de los carasoles y los tabiques de la vieja pero querida escuela. Don Jesús Latorre que así se llamó aquel maestro que le dejó el amor a los libros y también le metió dentro el amor al hombre, al cielo, al aire y a su tierra que era la parcela en la que le tocaba vivir. Me decía que lo recordaba cuando subió al coche en su despedida del pueblo.
     Aquellos ojos, ya encogidos y humedecidos por el paso de los años y de tantas luces y sombras, que se ayudaban de unas lentes, no habían perdido su vista rápida como el rayo en medio de la tormenta de la noche, y desde su acostumbrada atalaya, cerca de su casa, a las afuera de Monzón, junto a la fuente del Saso, buscaba la orientación, en el norte, de La Puebla de Castro.
     Me decía de las campanas del viejo campanario, de su iglesia, de cuando fue sacristán, de las calles, de la plaza, de los juegos, de los amigos, de la primavera y también volvía siempre a las nieves del invierno, pero es que en Teruel, cuando la Guerra Civil lo pasó mal.
     De vuelta a su casa se sentaba en su camilla para reposar el cuerpo y el alma, meditando lo que más tarde plasmaría lentamente en el papel para, en la fiesta, contárselo, en la Plaza Mayor, a sus gentes. Les recordaba muchos pasajes de sus vidas y de personajes que fueron míticos ya desaparecidos. En definitiva, de aquellos lugares que para él y para sus gentes siguen siendo mágicos. Con ello les animaba a seguir más arraigados en sus parcelas o en sus predios, y él, Román de casa Giral se sentía feliz haciendo felices a los demás. Era sencillamente lo suyo.
     Al finalizar la misa de su funeral, resonaban entre las bóvedas y muros de la vieja Catedral románica de Santa María de Monzón, y entre el silencio de su familiares (su mujer Dolores, y sus hijos Loli y Román), y amigos, las palabras del sacerdote que acompañaban el ritual del agua bendita y el incienso recordando su injerto en el Bautismo, y que aquel cuerpo, ya con los ojos cerrados y fríos, el de Román, había sido tempo del Espíritu Santo.
     Pienso que también Román había sido templo de humildad, de sabiduría, de mansedumbre, de amor: un buen hombre que anduvo con el paso corto pero que ha dejado profunda huella. Un gran soñador que soñó y amó la vida; sus entornos de siempre con su gran corazón mirando a la Ribagorza y a su “Árbol de la Plaza” de La Puebla de Castro.
     El Nobel Tagore dijo: “A mis amados les dejo las cosas pequeñas; las cosas grandes son para todos”, y “Dios ama la luz de las lamparitas de los hombres más que sus grandes estrellas”.





¡¡ ÚLTIMAS PUBLICACIONES EN EL BLOG !!

Gifs Animados - Imagenes Animadas

¡¡ VERÁ QUE INTERESANTES...

NO SE LAS PIERDA !!