Translate

EN RECUERDO DE CLETO TORRODELLAS ESPAÑOL

Cleto Torrodellas Español

(Autor del artículo: Pedro Bardaji Suarez)


EN RECUERDO DE CLETO TORRODELLAS ESPAÑOL
Poeta de Estadilla (1868-1939).




      Nuestro añorado poeta de La Puebla de Castro, Román Carrera Giménez, admiraba al poeta de Estadilla, Cleto Torrodellas Español. En homenaje al mismo escribió estos versos:

EN RECUERDO A CLETO TORRODELLAS
(Autor: Román Carrera Giménez, escrito en 1984)

Me gustaría fé versos

y abundantes en faría
si sabese felos majos
como aquel famoso Cleto
que los feba tan perfectos
y eba hijo d´Estadilla.

Destacan entre los versos
de tan gracioso poeta,
ixes tan amorosos,
de Martín y Pascualeta,
que él eba pastoré
y ella pastoreta.
Los romances per entonces
se vendeban a perreta.
Ixe romance tan llargo
y d´amor tan especial
tiene un tetulo prou majo:
"Relacions al natural".

No´l quiero llevá en secreto
y per ixo quiero dí,
con toda sinceridá,
qu´a yo, los versos de Cleto,
lo mismo me fan reí
que tamé me fan piorá.
Y entre las muchas coplas
qu´aquel hombre va sacá
ñ´hay una qu´a La Puebla
algo le va afectá:
Si vas a Graus pa la feria
y a San Roque quies rezá,
si sudas no y´estes guaire
que te pues encostipá”.

El hombre que con salero
feba tanta poesía
sen d´oficio Ferrero
en la villa d´Estadilla,
eba poeta que sentiba
de su llugá la tradición,
como´l de Graus que le diban
de Baldomera Tonón.
Y remato ya estes versos
qu´escribiu en dos cuartillas
en recuerdo a Cleto el de Estadilla.
No conto que seiga raro
de qu´esto lo faiga un forano;
aunque no soy estadillano
m´ha dau ganas de felo
perque soy rigarorzano.


     Como muestra de rica y emocionante obra poética de Cleto Torrodellas Español he seleccionado uno de los últimos poemas que escribió, titulado “El banco viejo de los viejos”.
En este poema Cleto Torrodellas homenaje al banco de la Plaza del Sol de Estadilla, banco de reunión, común en muchos pueblos. Reflexiona, desde la religiosidad, sobre la fugacidad de la vida y de cómo la muerte llega igualando a todas las clases sociales. 


EL BANCO VIEJO DE LOS VIEJOS
(Última estación de este mundo)
POEMA LEIDO:
POEMA ESCRITO:
Banco de llosas gastadas,
     banco de la pllaza'l sol
     que das entrada a los viejos
     como per escalafón.
Onque me causes tristeza
   ya fa años que te me miro:
   per un lau te tiengo miedo,
    y al mismo tiempo cariño.
Tiengo los sesenta y cinco
   y los tiengo prou gastaus,
    y viengo a pedí la'ntrada
   como los demás ancianos.
M'acordo, fa muchos años,
    de cuan eba yo zagal
   ve aquí asentau a mi agüelo
   con otros viejos hablán.
Yo pasaba enta las monjas
   corrén, perqu'eba travieso,
    y mi yayo me llamaba
   pa mocame y dame un beso.
¡Cómo van pasá los años!
    M'está parecén un sueño:
    como si hablasen d'ayer
   y hoy ya soy aquel viejo.
Ya m'he d'asentá en el banco
   per sé pesau está drecho,
    y a los fillos de mi filla
   tamé los moco y los beso.
A la izquierda, banco restaurado junto al Portal del Sol
¡Oh, cadena misteriosa
   que del otro mundo'stira,
    que ñ'hay pa siglos y siglos
   y may la verén rompida!
La chen pedrica a su antojo,
   s'escita la cencia sabia:
    que si blanco, que si negro,
   ¡y ninguno sabe nada!
El misterio d'este mundo,
   no mo'y tenín qu'empeñá,
    que nomás lo sabe ben
  el que fa llové y nevá.
Lo acertau é el sé güenos;
    esto, per ley natural,
   en esta y en la otra vida
  may nos podrá salí mal.
¿Que nos llama'l otro mundo?...
   No mos dé ninguna pena:
   lo mismo al pobre qu'al rico
   los engancha la cadena.
Y no se pensen aquels
   millonarios de cuantía
   que allá tendrán influencia
   lo mismo qu'en esta vida.
Ya pueden ixes ricazos
   fé entieros con elegancia,
    con dos docenas de curas,
    coronas y cajas majas.
Y pueden posaye'ndentro
   adrezos d'oro y de plata,
    que si llevan l'alma negra
   u de pecados manchada...
    con tanta fanfulería
   como si no fesen nada.
En el cielo no rellucen
   adrezos d'oro y de plata;
  allá lo que más s'aprecia
   é una alma pura y santa.
Y podría dase'l caso
   qu'en el banco de la pllaza
   ñ'heiga unos ancianos pobres
   con una alma llimpia y sana.
Ya m'estoy imaginán
   cuan un rico allegue al cielo
   y que San Pedro le diga:
    - ¿Qué se ofrece, caballero?
    - Pues vengo a vos a deciros
   que me ha tocado morir
  y que con vuestra influencia
   me coloquéis bien aquí.
Medio millón de pesetas
   he dejado para misas
 y medio más para coches ,
   caja, coronas y cintas.
- ¡Oh señor, mi buen señor!
    con eso no hacemos nada;
    para buen sitio en el cielo
   es según como está el alma.
Daré parte al Soberano
   como hago cada día,
    y Él le dará la sala
   que usted tenga merecida.
Y podría dase'l caso
   qu'aquel rico millonario
   tienga su puesto en el cielo
   más malo qu'un desgraciado.
En este mísero banco
   apenas se y senta un rico;
    esto lo viengo oserván
  desde que yo eba muy chico.
Aquí s'asenta'l inculto,
    los que no'stán ilustrados
   y los que producen siempre
   ín per el monte arrastrados.
Conque nada, compañeros,
    pecho alante y preparamos;
    no tiengán miedo a morí,
    que Dios a los desgraciados
   mos guarda muy güenos puestos
   si semos güenos y honrados.
No más me queda alvertí,
    esto pa los chovenastros,
    que respeten ben las canas
   y conserven estes bancos
   pa asentase cuan les toque
   como nos toca a nusatros.
Puede consultarse la biografía y la obra poética de Cleto Torrodellas Español en el libro:
Cleto Torrodellas (1868-1939). Obra en aragonés ribagorzano. Edición de Xavier Tomás i Chusé Raúl Usón. Biblioteca Pirineus. ISBN: 978-84-96457-58-4





¡¡ ÚLTIMAS PUBLICACIONES EN EL BLOG !!

Gifs Animados - Imagenes Animadas

¡¡ VERÁ QUE INTERESANTES...

NO SE LAS PIERDA !!