Translate

MARIANO SERENA "BORBÓN": BARMAN Y CARTERO

Mariano Serena Garuz "Borbón"

NOTAS  SOBRE UNA CONVERSACION CON
MARIANO SERENA GARUZ “BORBÓN”: 

BARMAN Y CARTERO.

12 de Noviembre de 2011

(Autor del artículo: Pedro Bardaji Suarez)





     Pienso que la esencia del hombre no es lo que piensa ni lo que siente, sino lo que hace. Mariano “Borbón” ha sido un hombre de acción. Desempeño, entre otros, los oficios de aguacil, cartero, sacristán, campanero, enterrador, pregonero, bombero, barman. La vida del pueblo pasaba por sus manos. Los curas, los alcaldes, los secretarios del ayuntamiento, los médicos… iban cambiando, pero Mariano “Borbón” continuaba, siempre ahí, en un segundo plano, pero presente, a veces conciliador y otras defendiendo con firmeza la permanencia del orden y las tradiciones. En cierto sentido su papel ha sido como el de ese otro Borbón, el rey Juan carlos I, figura estable ante la cambiante sociedad española. El Siño Mariano ha sido nuestro “Borbón” en La Puebla.
Casa Borbón. Mariano Serena Garuz "Borbón"
en la puerta de su bar, conocido como "la tasca" o "la cantina";
junto a él esta el niño Jose Pedro Nacenta.
Foto faiciltada por Mariano Serena Samitier

     A finales de la década de los 60 abrió un bar, “la tasca” como decían los vecinos. La Seña María, excelente cocinera, preparaba comidas, y entre los dos servían al personal. Los mejores berberechos los he comido allí, sus vermuts eran de antología. Recuerdo la cilíndrica y estrecha estufa de leña que instalaban durante el invierno en el salón, parecía cosa de mágica que algo tan pequeño pudiera dar tanto calor. Por nevera utilizaban la bodega, totalmente ecológica, de energía sostenible. Los continuos viajes a la misma los mantenían ágiles y sanos. Para las fiestas acudíamos con el carretillo a cargar cajas de botellines de cerveza, coca cola, kas, para tener en casa con qué agasajar a los familiares y veraneantes que nos visitaban en esas fechas. Luego había que devolver los envases, siempre faltaba alguno.
En la puerta de Casa Borbón.
María Samitier, esposa de Mariano "Borbón",
con el perro "Turco".
Se aprecia el buzón de correos en la puerta.
Foto facilitada por Mariano Serena Samitier
      Llevaba la cartería. Era pues el potador de ilusiones, de esperanzas, a veces también de alguna mala noticia. Tenían un buzón de correos en la puerta de casa. En ese buzón, de niños, aupados por nuestros padres, tirábamos la carta a los Reyes Magos. Mi abuelo, Pedro Suarez, tío del Siño Mariano, era amigo de realizar pedidos de libros por correo contra rembolso y a mí me encantaba acompañarle a recogerlos. “Borbón”, con un trato muy respetuoso a mi abuelo, nos hacía pasar al fondo del salón del bar, descorría una cortina y nos hacia seguirle por un bajadón, un pasillo largo en bajada, que a mí se me antojaba como penetrar en las salas secretas y misteriosas de un castillo. Avanzábamos en fila india, primero “Borbón”, luego mi abuelo y cerrando la comitiva y disfrutando el momento yo, con ojos como platos. Luego entrábamos a un cuarto y allí hacia entrega del paquete. Para mí era todo muy solemne. Mi abuelo lo abría en presencia de “Borbón”, para comprobar que estuviera correcto, de lo contrario el Siño Mariano se encargaba de devolverlo. Mi abuelo pagaba el rembolso y si había vueltas, cosa habitual, le daba algo de propina al Siño Mariano y el resto me tocaba a mí.

En el interior del Bar de Mariano "Borbón".
De izquierda a derecha: Maria Samitier, esposa de Marino "Borbón",
una niña no identificada y las vecinas
Lola Blanco y su hija Lola Carrera.
Foto facilitada por Mariano Serena Samitier

Si desea leer el artículo completo clicar sobre el Título siguiente:






¡¡ ÚLTIMAS PUBLICACIONES EN EL BLOG !!

Gifs Animados - Imagenes Animadas

¡¡ VERÁ QUE INTERESANTES...

NO SE LAS PIERDA !!